La Semana Santa 2019 parece que no va a ser tranquila, a pesar de celebrarse a mediados de abril.

Según los datos, el tiempo se complicará a partir del Jueves Santo debido a una profunda borrasca atlántica que provocará inestabilidad en la atmósfera en la mayor parte de la Península Ibérica, cuyo centro se situará en el suroeste, lo que potenciará los chubascos y tormentas, provocando a su vez un descenso de temperaturas.

Según los datos consultados en la web de la Agencia Estatal de Metereología (Aemet), la borrasca se asocia a la venida de un frente atlántico que entrará este lunes y que atravesará de oeste a este, de tal forma que el martes y miércoles habrá intervalos de nubes altas por todo el país, pero sin precipitaciones.

A partir de la tarde del miércoles, habrá un incremento de la nubosidad, sobre todo por el oeste, debido a la venida de un segundo frente que provocará las primeras precipitaciones en Galicia, extendiéndose entonces de manera dispersa por la mitad occidental peninsular.

El Jueves Santo la borrasca atlántica provocará inestabilidad en la atmósfera haciendo que los chubascos y las tormentas sean más frecuentes.

Por su parte, la Aemet destaca un tiempo lleno de “incertidumbre” ya que habrá una evolución atmosférica “muy elevada” para el Viernes Santo ya que no se puede predecir el centro de la borrasca, aunque comenta que será por el noroeste peninsular, el área cantábrica y Baleares como zonas de menos precipitaciones.

Fuente: 20Minutos