Hay una existencia de 2.000 millones de euros de déficit por la conservación de la red viaria estatal.

El Ministerio de Fomento quiere que, en la próxima Legislatura, haya un debate sobre un nuevo modelo de financiación de la conservación y mantenimiento de la red de carreteras y autovías, así como la instauración de un pago o peaje por su uso.

Así lo ha solicitado Julián López Milla, secretario general de Infraestructuras del Departamento, quien ha cifrado en 2.000 millones de euros el déficit actual que se acumula desde 2012 de la red de autovías del Estado.

López Milla aboga por crear una subcomisión en el Congreso con el objetivo de debatir sobre un modelo de financiación y sostenibilidad basado en un pago por el uso de la red viaria del país.

Un debate que no es nuevo

De hecho, tanto el debate como la creación de la subcomisión ya estaban planeados en la Legislatura que ha finalizado recientemente. Su inicio estaba programado para comienzos de año pero, debido a la convocatoria de elecciones, así como a la disolución de las Cámaras, la misma no llegó a iniciarse.

Sin embargo, según López Milla, “la voluntad del Gobierno es dar continuidad a la apertura de este debate” y que se constituya la subcomisión que lo aborde “en profundidad para decidir el modelo de financiación a aplicar”.

“Una subcomisión que escuche a todas las partes y que llegue a alcanzar un Pacto de Estado que incluya especialmente el modelo de conservación de infraestructuras”, ese sería el mejor modelo posible para el debate que López Milla ve necesario afrontar cuanto antes y que así lo ha reconocido en la intervención que ha llevado a cabo en el Encuentro del Sector de las Infraestructuras que se ha organizado por Deloitte y por el periódico ABC.

Por su parte, José Luis Abalos, ministro de Fomento, quien también intervino previo a López Milla, subrayó la necesidad de dotar al país de un “marco de financiación de infraestructuras justo y equitativo y que permita un nivel de inversión estable y sostenible en el largo plazo. “Lo que no es sostenible es bajar impuestos y aumentar la inversión, o contamos con un modelo alternativo o con los tributos, lo que no se puede es que ni lo uno ni lo otro”.

Actualmente, ninguno de los dos ve factible bajar los impuestos y aumentar la inversión en la red de carreteras y autovías. A este respecto, López Milla comentó que “sólo hay dos opciones, o se conservan o mantienen con fondos públicos procedentes de los Presupuestos o con alternativas que supongan el pago por los usuarios”.

Fuente: ElEconomista.