Las nuevas formas de modalidad están perjudicando a la venta de coches

Hoy en día nos encontramos en un mundo donde la tendencia apunta hacia los sistemas de movilidad compartida,  en donde el consumidor busca huir de las ataduras que se propician por tener un coche propio,  y ya que nos encontramos en medio de un panorama donde hay muchos cambios legales que penalizan los carburantes,  en donde el modelo verde todavía está muy nuevo,  parece que todo apunta a que los modelos de negocios dirigidos a la compra y venta de los vehículos se encuentra en un momento bastante crítico.

Por otra parte,  podemos observar que los vehículos nuevos matriculados no han parado de crecer desde el año 2014, viendo las cifras globales en nuestro país. En aquel entonces se había contabilizado alrededor de  855.308 vehículos,  y hoy día  la cifra es de 1.321.438. Esto quiere decir que la demanda no ha desaparecido sino que aumentado en la diversificación de dicha demanda.

Para nadie es un secreto que este sector ha estado pidiendo a gritos una renovación,  y en nuestro punto de vista,  los actores de este sector se están enfrentando a tres grandes retos que son los que se encuentran actualmente sobre la mesa.

Uno de esos es la micro movilidad,  de que hay muchas personas que tienen desplazamientos de sólo 3 kilómetros de distancia los cuales suponen el 37% de los trayectos las cuales la demanda la cubren los taxis BTC y compañía de ridesharing,  ya que aunque tienen una batalla encarnizada son los que están brindando numerosas y exitosas alternativas con iniciativas que ya están funcionando para este momento.

En segunda instancia está la electrificación en pro del cuidado y protección del medio ambiente, que aquí como mencionamos anteriormente, es donde decimos que todo lo referente a la ecología automovilística está apenas en una fase inicial.

Y por último,  tenemos al proceso de compra, qué es donde entran en juego grandes retos como la experiencia del cliente y cómo conjugar todos los canales que se tienen a la mano para concretar la compra.

Motor e impulso de cambio en la compra y venta de coches Online

Las nuevas formas de modalidad están perjudicando a la venta de coches

Todos los objetivos anteriormente mencionados son los que representan el motor e impulso del cambio,  pero a su vez estos se encuentran inicialmente muy pensados para un entorno de movilidad más urbana,  pero los cuales en realidad están afectando todo el sector. Y todos estos puntos nos llevan a pensar que podemos hablar en realidad de un  reto con unas dimensiones superiores a las que estamos enfrentando actualmente.  Este reto sería trabajar en la necesaria convivencia entre los nuevos sistemas de movilización y a su vez la implementación personalizada que permite cubrir las necesidades de los diferentes públicos y de las diferentes realidades.

Cabe destacar,  que los nuevos Players digitales que estamos viviendo los cambios en la compra y venta de vehículos centramos principalmente en nuestros esfuerzos en la experiencia de la compra más que los precios,  todo con el fin de encontrar y mostrar alternativas mucho más cercana a un consumidor todavía desconfiado,  que en sí no conoce las diferentes opciones que hay sobre la mesa y que también hay que convencerla para que tengan un proceso mucho más seguro.  Recordando siempre que este tipo de productos son bienes de alta inversión personal.

Es importante mencionar, que para muchas personas esta es la segunda compra más importante de su vida,  después de la principal que es la compra de la vivienda.  Y por eso, es necesario afirmar las claves para el triunfo de la digitalización de este sector,  la cual es poder trasladar la confianza a través de un proceso mucho más seguro,  y claro está una transparencia completamente absoluta en todas las fases de descubrimiento del producto y en el asesoramiento de la compra y venta.

Proceso reflexivo en la compra de un coche

Las nuevas formas de modalidad están perjudicando a la venta de coches

Detrás de la adquisición de un vehículo hay un proceso sumamente reflexivo que es el que nos lleva a  a tener pasos mucho más medibles,  para poder mejorar y potenciar la experiencia que tiene un comprador, y que hasta el momento,  ha estado realizando un proceso de adquisición pausado,  y también tratando de tener a su mano una gran cantidad de información.

La compra de un vehículo jamás será un acto compulsivo,  sino que por el contrario es una acción muy meditada.  Pero los datos han afirmado que aun así los usuarios están receptivos a este cambio,  y que por consiguiente,  se estima que en el 2020 habrán alrededor de 4 millones de venta de coche a través de plataformas digitales de retail.

Cabe destacar,  que la etapa de búsqueda y comparación de ofertas por medio de internet está muy normalizada y que este proceso ya es casi necesario para la mayoría de los compradores.  Aunque sin embargo, el formato online no ha estado completo, y por consiguiente,  el cliente se ha visto obligado a cerrar el proceso a través de un canal presencial,  en el cual muchas veces,  las expectativas no siempre se cumplen.

Por otra parte el canal online tomado de la mano de los datos que se proporciona van para cada uno de los vehículos en venta,  han sido considerados una valiosa fuente de información.

Con todo esto,  lo que se consigue es tener una radiografía y una comparativa muy precisa de las expectativas que tendrá el conductor de la compra y las sensaciones que proporcionarán al comprador,  todo esto con una experiencia real de conducción,  la cual a la final  repercutirá en la relación que existe entre los diferentes actores de la cadena y el que será el cliente final.

Gracias a todo esto,  las marcas van a poder tener la oportunidad de adelantarse a todas las necesidades y poder desarrollar un offering mucho más acertado y personalizado de acuerdo con las demandas de cada uno de los clientes,  tanto en el proceso de compra como el de la posventa.

Además,  el proceso online de compra de vehículo rompe con los momentos negativos que hasta este momento han formado parte del proceso de compra. Dichos momentos puede ser el desplazamiento,  procesos poco transparentes,  tiempo de espera o el ajuste de los horarios, entre otros factores.

Es por esto y gracias a los ratios ofrecidos por la tecnología, es que podemos afirmar que el modelo de venta de coches online ya está tomando fuerza en un campo mucho más maduro. Y con grandes barreras de entrada como el de la automoción, podemos concluir que la digitalización llegó para quedarse.

 

Fuente https://cincodias.elpais.com/cincodias/2019/02/28/economia/1551375215_671340.html